¿Puedo Cualificar para Un SSDI con Múltiples Impedimentos?

  • OBTENGA SU CONSULTA GRATUITA

  • This field is for validation purposes and should be left unchanged.

Servicio de Clientes En Fayetteville y todos NW Arkansas

  • OBTENGA SU CONSULTA GRATUITA

  • This field is for validation purposes and should be left unchanged.

Manejar el papeleo de los beneficios de incapacidad puede ser tan complicado como intentar lidiar con un serio problema de salud. Como hemos explicado en nuestra Guía de Seguro Social por Incapacidad, la Administración del Seguro Social (SSA) determina si usted o un ser querido tiene derecho a obtener asistencia financiera. Sin embargo, las cosas podrían complicarse un poco si usted está sufriendo por más de un problema médico que afecta su habilidad de ganar un sueldo estable, también conocido como Actividad de Ganancia Sustancial (SGA). Usted podría no saberlo, pero una combinación de varias enfermedades puede hacer a una persona elegible para miles de dólares en beneficios de seguro social.

¿Su Impedimento es Severo?

Primero, es importante determinar lo que constituye una incapacidad a los ojos de la SSA. Para que una enfermedad o combinación de enfermedades sean consideradas severas (y por tanto elegibles para beneficios), la condición tiene que ser lo suficientemente grave como para dificultar sustancialmente la habilidad de una persona para realizar las tareas de muchas formas de empleo. Estas tareas incluyen:

  • Caminar, doblarse, o levantarse.
  • Ver, escuchar, o dialogar.
  • Escuchar y recordar instrucciones.
  • Interactuar con empleados o el público.

Las condiciones médicas no severas están definidas como aquellas que hacen una pequeña diferencia en las características físicas o mentales, pero no tienen un efecto significativo en la capacidad de trabajar de un individuo. Como atenderemos en la siguiente sección, estas condiciones pueden ayudar a solidificar la reclamación de pagos por incapacidad de una persona.

La severidad de los impedimentos de salud (o combinación de ellos) debe estar respaldada por evidencia de manera suficiente. Por ejemplo:

  • Expedientes de cuidado médico de larga duración.
  • Esfuerzos realizados en el proceso de diagnosis.
  • La opinión profesional de un médico licenciado relacionado a la habilidad que tiene el paciente de regresar a la fuerza laboral.
  • Aplicación del examinador médico de incapacidad de la SSA.
  • Efectos Combinados de Diferentes Condiciones

La suma de múltiples condiciones no severas puede traducirse en una capacidad de trabajar afectada, haciendo al reclamante potencialmente elegible para Seguro  de Seguro Social por Incapacidad (SSDI). La SSA realizará una búsqueda de una concordancia entre el Listado de Impedimentos (también conocido como el “Libro Azul”) y su condición incapacitante.

El cuerpo humano trabaja como un conjunto de sistemas. Es por esto que los efectos de una enfermedad que causa dolor crónico (como una artritis incapacitante), y otras enfermedades que afectan el sistema respiratorio (como un asma), puede combinarse para afectar el cuerpo entero. Juntos, estos efectos combinados de otra manera no severos pueden afectar las oportunidades de una persona para ganarse la vida – especialmente tomando en consideración los costos de medicina y cuidado profesional. Esto puede llevar a una reclamación válida para asistencia por incapacidad. Para expresar la idea de otra manera, el entero puede ser mayor que la suma de sus partes.

Además de los efectos del reclamante, el elemento del tiempo es otro factor a considerar al evaluar múltiples padecimientos y su conexión con la incapacidad. Como con cualquier reclamación regular, la condición establecida como la causa debe haber permanecido, o esperado permanecer, 12 meses o más. La SSA determinará si el grupo de condiciones cumple el requerimiento de 12 meses. Si la SSA encuentra que una o más de las condiciones del reclamante pueda mejorar durante ese periodo de tiempo, la aplicación podría ser rechazada inicialmente. Afortunadamente, si un reclamante es rechazado, él o ella pueden pasar a través del proceso apelativo de incapacidad.

Combinación de Impedimentos Físicos y Mentales

Durante el curso del tiempo, las condiciones del tiempo han ganado la atención que merecen en la sociedad como padecimientos que pueden afecta la función de un individuo en la sociedad. De acuerdo con las guías de la SSA, las condiciones mentales también son tomadas en consideración en casos de incapacidad en donde estas pueden aumentar la severidad de ciertos síntomas.

Por ejemplo, un paciente que sufre de una depresión crónica incapacitante tendrá mayor dificultad con un caso menos severo de Desorden Crónico de Fatiga (CFD). Al combinarse, los dos padecimientos pueden hacer que una persona no sea capaz de realizar tareas de su trabajo previo. Para proveer otro ejemplo, una persona que sufre ataques de pánico frecuentes y ansiedad generalizada que también sufre de hipertensión con mucha probabilidad sufrirá subidas de presión repentinas y otros efectos directos en su salud.

Las aplicaciones de incapacidad pueden ser complicadas, y requerir una mirada detallada y particular. Usted puede aumentar sus oportunidades de éxito poniéndose en contacto con un abogado de seguro social cualificado, que pueda guiarle a través de las trampas y ayudarle a obtener la asistencia que merece.

Cuente con Nuestra Experiencia en SSDI en el Noroeste de Arkansas

La Práctica Legal de Ken Kieklak se dedica a luchar por arduos trabajadores que han tenido que dejar de trabajar debido a una seria enfermedad o lesión. Para programar una consulta gratuita y confidencial de SSDI contáctenos hoy al (479) 251-7767 o contáctenos en línea.

Artículos Populares